Este post está mas enfocado a aquellos que tienen un cierto conocimiento de redes, ya que de lo que hoy voy a hablar se trata de ocultación o más bien ofuscación de puertos en redes tcp/ip.

El otro día recibí en un mail de un boletín de seguridad de Hispasec, esta interesante técnica de “seguridad” que sin ser muy buena por si sola, combinada con otras medidas, puede ser muy efectiva.

Y puesto que es algo un poco largo, lo iré haciendo en varios artículos.

Bien, empezamos.

Para hacer una analogía os preguntare, alguno/a cuando erais pequeños no habéis tenido una cabaña, una casa club (no de alterne) o no habéis querido que entren a vuestro cuarto sin que antes hagan una combinación de golpes en la puerta, o una melodía?

En la antigüedad, cuando se reunían ciertos grupos perseguidos, habitualmente ponían una cierta combinación de golpes en la puerta para que se le pidiera una identificación, ya que si el que llamaba no empleaba dicha combinación, nadie respondía y parecería que el lugar estaba vacío, si por el contrario se conocía la combinación, alguien se asomaba y le requería una contraseña.

Bien, la técnica de port knocking se basa en esto mismo, pero trasladado a los puertos empleados por los servidores en internet.

Vamos a suponer que estamos diseñando una aplicación para un cliente, en la cual queremos que solo ese cliente pueda acceder, pero que si alguien intenta hacer un ataque contra ese servidor, y hace un scaneo de puertos, no le aparezca como activo (cerrado).

Aplicar port knocking a esta situación es sencilla, basta con que la aplicación cliente abra conexión con una secuencia de puertos establecida (combinación de golpes a la puerta), si la secuencia es válida, el servidor pasará a abrir el puerto de trabajo, mientras que sino lo es, no hará nada.

Una vez se ha establecido la conexión con el puerto de trabajo, lo normal es que se pida una identificación al cliente para comprobar su autenticidad, ya sea vía usuario-password, tarjeta u otros métodos.

Pero es esta técnica infalible? como ya dije antes, no! pero como saltarse esta barrera lo veremos en la próxima entrega (quizá la semana que viene, o la siguiente, según me de y me lo permitan mis examenes).

Mientras os animo a que penséis y no busquéis la solución en la red, ya que sino no desarrollareis vuestro pensamiento.

Anuncios